jueves, 27 de febrero de 2014

Patentes relacionadas con MMS o Dioxido de Cloro

Algo de muestra:

PATENTES RELACIONADAS CON EL DIÓXIDO DE CLORO Patente US 8,02 9,826 B2, que otorga la exclusiva para la comercialización de un compuesto que incluye el clorito de sodio para el tratamiento de enfermedades neurodegenerativas, de fecha 4/10/2011, otorgada a la Universidad de California, en Oakland. El producto ha sido aplicado para el tratamiento de la ELA, el alzhéimer y la esclerosis múltiple. La patente US 5,87 7,222, de principios de marzo de 1999, para la comercialización de un producto para el tratamiento de demencia relacionada con el SIDA, otorgada a la Universidad de California en Oakland, con la participación del mismísimo profesor Michael S. McGrath. La patente US 4,03 5,483, de fecha 12/07/1977, para la utilización del clorito de sodio como antiséptico no tóxico, en cuyo texto se declara muy útil en el tratamiento de quemaduras y otras heridas y para tratar infecciones sin interferir en el proceso de regeneración natural. La patente US 4,72 5,437, de fecha 16/02/1988, otorgada a la empresa Oxo Chemie de Alemania, en relación
con una sustancia creada por el Dr. Friedrich W. Kuehne de Heidelberg, a la que llamó Oxoferin. Consiguió vender dicha empresa por 45.000.000 de dólares a otra empresa americana que cambió su nombre por el de WF-10, que está aprobado por la FDA. La patente US 2,70 1,781, de fecha 08/02/1955, en relación con la comercialización de una solución antiséptica para uso clínico general. La patente US 5,01 9,402, de fecha 28/05/1991, otorgada a la compañía Alcide para la comercialización de un producto que incluía dióxido de cloro, utilizado para la desinfección de la sangre y componentes de la sangre. Actualmente se utiliza sobre todo en las transfusiones para evitar infecciones. La patente 5,83 0,511, de fecha 03/11/1998, para la comercialización de un producto que incluye en su composición el clorito de sodio, utilizado para estimular el sistema inmunológico. Fue otorgada a la empresa Bioxy Inc., y se utiliza en animales, añadiéndolo a la comida, y consiguiendo una menor tasa de mortalidad, menor porcentaje de excreción de nitrógenos, menor dependencia de antibióticos y vacunas, y una mejoría del estado del salud de los animales, por su contribución a un sistema inmune más fuerte. La patente 5,85 5,922, de fecha 05/01/1999, otorgada a la empresa Bio-Cide internacional para la comercialización de un producto usado en tratamientos terapéuticos de heridas crónicas que no se curan ni cicatrizan, y otras enfermedades de la piel. La patente número 6,09 9,855, de fecha 08/08/2000, para la comercialización de un producto utilizado como estimulante del sistema inmunológico, otorgada a la empresa Bioxy Inc., producto que mejora la salud de los animales, constatándose un mejor aprovechamiento de la comida, menor mortalidad, menor dependencia de antibióticos y vacunas, y un estado de salud general mejorado por un sistema de defensas más poderoso. La patente 4,29 6,102, de fecha 20/10/1981, para la comercialización de un producto utilizado para combatir la amebiasis en humanos, mediante la administración oral de óxidos de cloro, patente otorgada a Felipe Lazo, de México D.F. La patente US 6,25 1,372 B1, de fecha 26/06/2001, otorgada a la empresa Procter & Gamble para la comercialización de un producto usado para el cuidado oral contra el mal aliento. La patente US 4,85 1,222, de fecha 25/07/1989, otorgada a la compañía Oxo para la comercialización de un producto usado para la regeneración de la médula. La patente US 4,73 7,307, de fecha 02/04/1988, para la comercialización de un producto utilizado para la eliminación de bacterias, hongos y virus en enfermedades de la piel. La patente US 4,31 7,814, de fecha 02/03/1982, otorgada a Felipe Lazo, en México, para la comercialización de un producto utilizado para tratar quemaduras en la piel. La patente US 5,25 2,343, de fecha 12/10/1993, otorgada a la compañía Alcide para la comercialización de un producto utilizado para la prevención y tratamiento de infecciones bacterianas, sobre todo en el caso de mastitis, llegándose a aplicar concentraciones hasta de 1000 ppm de dióxido de cloro como tratamiento. ¿Queréis más? Porque hay pruebas para aburrir...

27/02/2014 a las 22:15